“Productividad y seguridad son las variables más valoradas en cualquier obra pública”

Madrid, 4 de octubre de 2011.-   Doka España Encofrados ha ofrecido el Seminario “Análisis de Productividad y Seguridad de Sistemas de Encofrado en Casos Reales” en el Colegio de Ingenierios Técnicos de Obras Públicas de Madrid, a cargo de Raúl García Eickelberg, Project Manager de Doka España. Durante su ponencia ha reafirmado la filosofía de esta multinacional de prestar un servicio de calidad apostando por la productividad y seguridad en las obras. Esta política empresarial tiene uno de sus puntales en el cumplimiento de la legislación vigente en materia de seguridad, destacando la aplicación de normas como la denominada UNE-EN 13774 sobre protección de borde.

Ante un selecto auditorio, formado en su mayoría por Jefes de Obra, Raúl García ha destacado que “los dos aspectos donde más se está incidiendo ahora mismo en la construcción es la productividad, que es la parte económica; y también en la seguridad, porque desde las distintas administraciones se intenta reducir la elevada siniestralidad del sector”. Este directivo ha señalado, además, que “es cierto que esto es una ventaja: los operarios no sólo trabajan más seguros, sino en un ambiente más cómodo y lo que intentamos demostrar es que la seguridad influye en gran medida sobre la productividad: al trabajar más seguros y protegidos, se reducen los plazos de ejecución“.

Rául García ha reconocido que: “el coste de la mano de obra que mueve el encofrado es muy alto, por lo que se deben  buscar soluciones que mejoren la rentabilidad  y bajar dichos costes”. Sobre estos aspectos ha girado este seminario con los profesionales del sector, aplicándolos en casos reales, como por ejemplo la rentabilidad del alquiler frente a la venta en los carros para túneles, uno de los productos en los que Doka es pionera y está especializada.

Casos reales: seguridad para aumentar la productividad

El Project Manager de Doka España Encofrados ha explicado también algunos de los proyectos actualmente en marcha o terminados en un pasado cercano. De todos ellos, los más importantes son el pilono de 180 metros de altura, sito en la Ronda Sur de Talavera de la Reina, el viaducto 1.1 de 1.079 metros de longitud en la línea del AVE Madrid-Valencia a la altura de Torrejón de Velasco, y el túnel artificial en el trayecto Antequera-Granada, también perteneciente a la Alta Velocidad Española. Sin olvidar la participación en la construcción del edificio más alto del mundo, el Burj Khalifa, en Dubai, la capital de los Emiratos Árabes Unidos. En este rascacielos de 828 metros de altura primó la seguridad, instalándose una pantalla protectora en el borde del forjado, que protegió a los operarios de las inclemencias meteorológicas y combatió el efecto vértigo durante la fase de construcción y teniendo como efecto añadido el no reducir la productividad según crecía el edificio. En el caso del pilono de Talavera el reto fue una vez más garantizar la seguridad, por lo que al cliente se le ofreció un paquete específico y completo de medidas, que redundaron en la creación de un ambiente de trabajo cómodo y por consiguiente más productivo.  Otro de los proyectos estrella de Doka en España y prácticamente acabado es el viaducto de Torrejón de Velasco, en la Comunidad de Madrid. Está compuesto por 40 vanos y en él se ha utilizado la Cimbra Staxo 100 de la compañía, que permite un rápido montaje y desplazamiento y, al tiempo, cumple los máximos estándares de seguridad. En este caso lo primordial, al tener que mover una cantidad tan elevada de cimbra, era reducir los tiempos de manipulación, consiguiéndose por las características de la cimbra Staxo un ahorro de costes de hasta el 20%. Por último, otra de las actuaciones en las que está especializada Doka es el encofrado de túneles en alquiler. Así se han ejecutado en la zona norte de España numerosos túneles pertenecientes a tramos del AVE. Por ejemplo, en Guipúzcoa y más concretamente en la zona del Alto Deba se ha construido recientemente un túnel de 233 metros de longitud y 10,3 metros de ancho, utilizándose en dicha obra el carro para túneles SL-1.

Actualmente se encuentra en ejecución un túnel artificial en la línea del AVE Antequera-Granada con 790 m de longitud y un plazo de ejecución de 6 meses. Para realizarlo la obra necesitaba 2 carros de encofrado para acometerlo desde cada extremo. Como consecuencia y para poder optimizar al máximo los costes, se decidió suministrar 2 carros en alquiler ya que  la adquisición de 2 carros en venta hubiera sido muy costoso para un tiempo de ejecución tan reducido. El carro para túneles SL-1 de Doka es un sistema modular para adaptarse a cualquier geometría y tiene incorporados todos los elementos de seguridad necesarios, como barandillas, plataformas de trabajo interiores y exteriores, así como escaleras con protección anticaída. Y es que toda medida de seguridad es poca: se miran los costes, afirma García, pero también otros elementos”. “Los jefes de obra se están fijando cada vez más en productividad y seguridad”, asevera “y desde Doka intentamos siempre satisfacer las necesidades del mercado”.

Anuncios